Campañas de sensibilización

Las campañas de sensibilización son una gran herramienta para comunicar a la ciudadanía los cambios y las transformaciones que se impulsan desde las ciudades en materia de sostenibilidad. A Lavola somos expertos en ejecutar estas acciones y así lo demostramos en las campañas que ejecutamos en colaboración con los ayuntamientos de Barcelona y de Madrid.

Coincidiendo con la aprobación en mayo de 2018 por parte de la Unión Europea de la normativa comunitaria de reciclar los residuos urbanos, incrementando gradualmente el porcentaje de reciclaje hasta llegar al 65% en 2035, las ciudades sienten más que nunca la necesidad de poner en marcha iniciativas de sensibilización dirigidas a la ciudadanía para hacerla partícipe de las acciones de mejora de la sostenibilidad en los ámbitos urbanos.

La legislación también fija objetivos graduales por el reciclaje de envases, tanto de plástico, de cartón y papel y otros materiales, y la recogida selectiva de residuos domésticos, los peligrosos, los biológicos y los textiles. En este contexto, pues, las campañas de sensibilización de proximidad son especialmente útiles.

Pero, como se consigue la sensibilización de la ciudadanía a través de una campaña?

Uno de los protagonistas de estas acciones es el factor humano. En las campañas de proximidad la tarea de educadores y de informadores es fundamental para hacer llegar la información a la ciudadanía de manera directa y personalizada. Además, se incorpora así el punto de vista del ciudadano para recoger incidencias, sugerencias, etc. y se obtiene información muy valiosa para ayudar a mejorar la gestión de la ciudad. Así nos lo cuenta Tais Vidal, responsable de campañas de Lavola.

Para optimizar las campañas, Lavola dispone de un aplicativo informático propio diseñado específicamente para gestionar, controlar y hacer el seguimiento de las campañas de información y de sensibilización que se adapta a cada cliente y encargo. La herramienta permite centralizar en tiempo real las principales funciones de toda campaña. El éxito de este aplicativo se ha puesto de manifiesto en la gestión de la campaña para la mejora de la limpieza del Ayuntamiento de Barcelona que, este año, comienza su tercera edición contando con la colaboración de Lavola.

Para apoyar el trabajo que desarrolla el equipo de informadores y de educadores se crean y distribuyen materiales físicos, como pueden ser carteles, folletos, imanes, cartas, etc. Pero existe también una parte de información que se comunica en canales digitales. Herramientas como los blogs o las redes sociales facilitan la interacción con la sociedad y amplifican los mensajes que se quieren transmitir. Para la campaña «Acierta con la orgánica» del Ayuntamiento de Madrid, desarrollada con la colaboración de Lavola, se crean contenidos digitales y se dinamizan los canales online creados expresamente para la campaña de manera periódica. Para esta campaña también está prevista la realización de acciones publicitarias en autobuses, banderolas oa través de medios de comunicación.

Las campañas también poder apoyarse con múltiples acciones de comunicación pensadas estratégicamente para cada uno de los públicos a los que nos dirigimos. Son propuestas creativas y originales que buscan generar un impacto en la ciudadanía, transmitir los valores de la cultura de sostenibilidad compartida y hacerlos cómplices del mensaje.

Un buen recurso de comunicación y de motivación es la teatralización, proponiendo la realización de espectáculos breves a pie de calle o en lugares significativos como pueden ser los centros educativos, para trasladar valores y hábitos sostenibles. Precisamente las escuelas y los institutos son espacios muy relevantes donde arraigar las campañas y donde comunicar mensajes de sostenibilidad, por lo que se proponen actividades educativas en las aulas como acción complementaria de las campañas de sensibilización.

Otras acciones divulgativas que se emprenden pueden ser exposiciones itinerantes que se exhiban en instalaciones o equipamientos municipales como mercados, centros comerciales, centro cívicos, etc. o bien la organización de visitas a instalaciones que gestionan el tratamiento de residuos para concienciar sobre la repercusión de las acciones como consumidores y generadores de residuos.

Es también de utilidad desarrollar jornadas de información y de sensibilización a los distritos del municipio en cuestión y contar con la alianza de los agentes de proximidad de los barrios donde se actúa para llegar a los vecinos, comerciantes, etc. O bien jornadas de trabajo para fomentar el intercambio de ideas y de experiencias entre los agentes implicados en la limpieza de espacios públicos y la recogida de residuos en las ciudades. Recientemente en el marco de la campaña ‘Acierta con la orgánica «que se llevó a cabo hemos colaborado en la organización de la II Jornada conmemorativa de los servicios generales de limpieza, recogida de residuos y equipamientos urbanos bajo el título» Por un Madrid más limpio: nuevos desafíos «, que reunió a más de trescientos asistentes y contó con la participación de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y de Carlos Vázquez,

 

El conjunto de estas y otras acciones, sumadas a una metodología cuidadosa de seguimiento que permita analizar su impacto, son elementos clave para desarrollar con éxito de las campañas de sensibilización para que la sociedad se sienta parte del cambio y transformación que impulsa su ayuntamiento o municipio.

Próximamente, el equipo de Lavola de campañas, de comunicación y de residuos, impartirá un curso para la Universidad de Valencia que consistirá en nueve cápsulas formativas en materia de campañas de sensibilización ciudadana.