Entradas

Estamos a las puertas de terminar un año inédito en el que, para llevar a cabo nuestra tarea educativa no hemos podido estar físicamente cerca de los públicos a los que nos dirigimos. Esto nos ha obligado y motivado a transformar y adaptar las soluciones, recursos y servicios que ofrecemos a los clientes para seguir aportándoles valor. ¿Qué nos llevamos, de este año?

Las palabras ‘resiliencia’ y ‘innovación’ han formado parte del día a día del equipo de educación de Anthesis Lavola. Si bien nuestra práctica educativa siempre ha apostado por aportar soluciones creativas que estén alineadas con las tendencias pedagógicas más punteras, en tiempos de pandemia ‘hemos evolucionado de manera estrepitosa para dar respuesta a las nuevas necesidades de los clientes y de los públicos. Hasta ahora, utilizábamos la tecnología tímidamente, para que los usuarios finales no estaban preparados; ahora estamos abocados’, como reflexiona Núria Solé, responsable de la solución de programas educativos. Y añade que se han abierto nuevas maneras de acercarse y de trabajar con la comunidad educativa la que ha integrado, finalmente, el mundo digital en su ADN; ‘La digitalización puede ofrecer muchas posibilidades para seguir educando y es muy interesante por todo lo que nos ofrece. La hibridación del mundo presencial y el digital podemos llegar mucho más allá; podemos ampliar, complementar y mejorar la labor que hacíamos presencialmente’.

Cal incorporar els avantatges que aporta la digitalització a la nostra tasca educativa i la normalització i acceptació de les propostes en línia entre la comunitat educativa i el públic general per aportar més valorar a l’aprenentatge.

En la mesa redonda virtual ‘Como ayudar a la escuela desde fuera de la escuela? ‘ que el pasado junio organizamos desde Anthesis Lavola, las intervenciones de Coral Regí, directora de la escuela Virolai de Barcelona, ​​ya apuntaron la reflexión sobre cómo todas las actividades interactivas y gamificadas en línea que se crearon para acompañar a los centros educativos como recurso de aprendizaje y en la ciudadanía como propuestas de ocio cuando no se podía salir del domicilio, podrían convivir. Y es que el escenario que ha ido perfilándose en el desconfinamiento y las nuevas olas de la Covid-19 es que la presencialidad y el distanciamiento físico forzosamente deben coexistir y que fluctúan según las necesidades sanitarias de cada momento.

En este sentido, Berta Segura, como educadora ambiental remarca la promoción de las herramientas digitales entre los equipos a partir de formaciones internas para desarrollar nuevos recursos en línea y conocer nuevas herramientas digitales de participación. Su uso ha supuesto una manera de acercar entornos naturales a personas que no pueden vivirlos en primera persona, ya sea por su lugar de residencia, sus circunstancias personales, etc. En este sentido, muchas de las actividades y charlas que se han promocionado en formato digital durante el confinamiento, han podido llegar a muchas más personas usuarias que, de otro modo, no habrían podido disfrutar.

Destaquem el compromís dels clients per seguir apostant per l’educació ambiental en temps de pandèmia, tant per la vocació de servei a la ciutadania com per l’acompanyament als docents en temps d’incertesa.

Hay pues que aprovechar e incorporar las ventajas que aporta la digitalización a nuestra labor educativa y la normalización y aceptación de las propuestas en línea entre la comunidad educativa y el público general para enriquecer, ampliar y aportar más valorar el aprendizaje. Un aprendizaje que, fundamentalmente y en esencia, todas las personas del equipo remarcan que debe poder seguir siendo presencial para vivir el placer y la experiencia que aporta la participación en un taller manipulativo o en una visita de descubrimiento del entorno natural.

En este sentido, Anna Giraldo y Roger Cardellach, que coordinan programas de educación ambiental, apuntan la importancia de recuperar el material didáctico y pedagógico que se pone al alcance de los niños de manera sensorial y manipulativa. Si bien hay recursos digitales que propician la interacción y la motivación por parte del alumnado, el aprendizaje vivencial y sensorial basado en la observación, la escucha y la manipulación de objetos y recursos, es más perdurable a largo plazo. Como también lo es el hecho de que una persona educadora ambiental experta pueda compartir sus conocimientos en el contexto de una actividad presencial, creando un vínculo afectivo y empático con el público.

Así lo reafirma Alba Bonàs, responsable de la solución de consultoría educativa al decir que ‘la esencia de la educación son las personas, y las personas nos relacionamos mejor con todos los sentidos’. Y, en esta misma línea, la Tais Vidal a partir de su experiencia como coordinadora de campañas de sensibilización tiene claro que para lograr una mejor sensibilización en las campañas ‘hay que mantener el contacto presencial entre los equipos de personas informadoras de la calle y la ciudadanía, ya que en este caso, además, representan un hilo de comunicación entre la población y la administración o los clientes que las impulsan’.

Y, precisamente en referencia a los clientes, hay que destacar su compromiso tanto para seguir apostando por la educación ambiental en tiempos de pandemia como por la vocación de servicio a la ciudadanía como para el acompañamiento a los docentes en tiempos de incertidumbre. Gran parte de la transformación de programas educativos y actividades de museos y centros ha sido posible gracias la apuesta que los clientes han hecho para diseñar nuevas actividades en línea. En este sentido, el equipo de educación se complace de la empatía y la confianza de los clientes con los que se ha trabajado de la mano, un hecho que ha reforzado los vínculos. Una muestra es la buena acogida que tuvo el ciclo de webinars especializados que impulsó Anthesis Lavola para seguir tejiendo complicidades con las relaciones con los clientes.

Para profundizar en las reflexiones sobre la práctica educativa durante la pandemia, en este podcast (en inglés) podéis escuchar a Marta Lacruz, Directora de Desarollo y responsable de Educación de Anthesis Lavola.

Desde las soluciones educativas de Anthesis Lavola trabajamos para ofrecer a las diferentes tipologías de públicos y de personas usuarias, productos y servicios que les aporten una satisfacción tanto en el aprendizaje y sensibilización de nuevos conocimientos ambientales como en la experiencia en sí misma. Ponerse en la piel de los públicos, es esencial para conseguirlo.

El proceso de diseño y de evaluación de servicios, productos o actividades es fundamental para aportar innovación e identificar mejoras en las experiencias que viven las personas que hacen uso o participan. Una de las herramientas que permite hacer este análisis es el costumer journey map, con el que se hace el ejercicio de ponerse en la piel de una persona usuaria tipo y plasmar en un mapa conceptual las diferentes etapas, interacciones o puntos de contacto que experimenta durante la realización de una actividad o servicio. De esta manera se analiza desde el punto de vista del usuario como es el ‘viaje’ por los diferentes estadios, evaluando cuáles son los grados de satisfacción que le aporta a cada momento la experiencia que está realizando.

El enfoque que permite hacer esta herramienta es clave, ya que pone a las personas usuarias o participantes en el centro de la experiencia, facilitando que quien ha de concebir, evaluar o innovar una propuesta de servicio, producto o actividad, tenga la perspectiva de aquella persona que acabará disfrutando y pueda detectar aspectos que de otra manera pasarían inadvertidos.

Por ejemplo, en una visita guiada a un museo de ciencia, una persona participante en la actividad comienza su ‘viaje’ en el momento en que llega al equipamiento: cómo encuentra las indicaciones adecuadas, como se le da la bienvenida o como se presenta la actividad por parte del equipo educativo, son elementos fundamentales a tener en cuenta en este análisis. Y espacialmente a raíz de la nueva normalidad, la cual implica la adopción de nuevas medidas y pautas de comportamiento e interacción que pueden condicionar el conjunto de la experiencia. Con esta herramienta de análisis también se nos permite poner el foco en la evaluación de los diferentes puntos del recorrido de una visita y en el desarrollo de la actividad (si se permite interactuar con materiales o elementos expositivos, si hay participación del público, etc.), para identificar si existen aspectos que pueden mejorarse y que le aporten más valor al conjunto de la experiencia.

En el contexto sanitario actual que vivimos, gran parte de la oferta de actividades y experiencias para públicos se ha transformado y adaptado a los nuevos canales telemáticos. Los diferentes equipos de educación de Anthesis Lavola hemos diseñado nuevas actividades y propuestas innovadoras para llevarse a cabo en línea. Es el caso de El Centro de la Playa del Ayuntamiento de Barcelona que, por la clausura de la temporada de verano, ha programado una serie de actividades que se llevan a cabo a través de plataformas de videollamada. Este nuevo canal para realizar actividades y ofrecer experiencias de aprendizaje y de ocio a los diferentes públicos, supone un nuevo diseño y evaluación de sus grados de experiencias. Ponerse en la piel de las personas participantes para experimentar cómo se desarrollan las actividades en línea, como son los procesos de recepción y de bienvenida, los cierres y despedidas, es fundamental porque a menudo, los canales telemáticos pueden resultar fríos y confusos, especialmente por los inconvenientes técnicos que pueden surgir. A raíz de identificar estos aspectos de la experiencia de las personas participantes, el equipo que gestiona El Centro ha diseñado para la apertura de sus sesiones en línea carátulas de bienvenida acompañadas de música que amenizan el tiempo de espera y, al mismo tiempo, facilitan informaciones prácticas sobre cómo silenciar los micrófonos, ocultar la cámara o participar en los chats.

El costumer journey map se ha puesto en práctica en diferentes productos y servicios que llevamos a cabo por clientes para mejorar las experiencias de los usuarios. Es el caso de la gestión de oficinas técnicas los programas educativos de EduCaixa y la formación de equipos de las diferentes campañas de sensibilización para dirigirse a la ciudadanía.

Para el servicio de gestión de la oficina técnica de los programas educativos de EduCaixa, el equipo de Anthesis Lavola que coordina el proyecto llevó a cabo una sesión interna de trabajo aplicando el costumer journey map poniéndose en la piel de un docente tipo con el fin de identificar todos aquellos estadios y procesos por los que la persona usuaria ‘viaja’ cuando quiere solicitar la participación en uno de los programas educativos que se ofrecen desde EduCaixa. El trabajo colectivo de análisis sirvió para identificar puntos fuertes y débiles, y para aportar soluciones y mejoras al cliente para mejorar la calidad del servicio, dar más valor a la oferta educativa en curso y generar más satisfacción entre todo el personal docente que se inscribe.

La solución de campañas también ha hecho uso de la herramienta durante el proceso de formación de equipo de agentes cívicos para que lleven a cabo una campaña de sensibilización y de información sobre residuos en los comercios de Sant Pere de Ribes. En la formación se mostró a los participantes un costumer journey map desde el punto de vista de un ciudadano para identificar las diferentes fases de interacción que el equipo de personas informadoras lleva a cabo cuando se dirige a la ciudadanía, y como ésta puede sentirse durante la interacción. Así se puede mejorar la manera en que se interpela a la ciudadanía para generar más empatía para hacer llegar el mensaje con más garantías de ser comprendido. Poner en práctica esta herramienta de análisis durante la formación permitió que los participantes visualizaran de forma efectiva como llevar a cabo su tarea, preocupándose por una mejor satisfacción de las personas a las cuales se dirigen.

Poner el foco en los usuarios que participan de los servicios, productos o actividades educativas que llevamos a cabo es esencial para garantizar que su experiencia sea satisfactoria. Conseguirlo es un beneficio para que durante el desarrollo de las diferentes propuestas las personas participantes tengan una buena predisposición y actitud para comprender los mensajes y contenidos que queremos transmitir, al mismo tiempo, para que el recuerdo emocional de la experiencia sea positivo y les generen más ganas de repetir, de aprender y de compartir lo vivido.

Logrando estos objetivos y adquiriendo informaciones de análisis y de evaluación de las actividades, desde Anthesis Lavola podemos dar mejor respuesta, tanto a las personas destinatarias finales de las actividades, como a los clientes para quienes las llevamos a cabo, alineándonos con su misión y aportando valor y calidad a la oferta educativa que ofrecen.

Con la nueva normalidad se han retomado los proyectos que implican contacto entre personas. La normativa sanitaria se ha integrado en el día a día de los proyectos y desde la responsabilidad y la prevención, los equipos de Anthesis Lavola trabajamos para que las medidas de distanciamiento físico no vayan en detrimento del acercamiento social; queremos seguir generando situaciones de complicidad con los públicos que motiven el aprendizaje y la adopción de los valores de la sostenibilidad.

¿Cómo encaran los retos de la nueva normalidad las diferentes soluciones del ámbito de personas sostenibles de Anthesis Lavola?

MUSEOS DE CIENCIA Y CENTROS DE EDUCACIÓN AMBIENTAL

Los equipos de personas que trabajan en los diferentes servicios que prestamos a museos y centros están en contacto directo con los visitantes, son la cara visible de los equipamientos y las primeras personas a las que se dirige el público. Ahora que los mostradores y las personas que trabajan han incorporado las medidas de seguridad y de higiene pertinentes, la acogida y atención a los visitantes necesita poner más énfasis en la empatía y el trato cercano para naturalizar las barreras físicas de distanciamiento. Así pues, los equipos han potenciado las buenas prácticas ya habituales en el recibimiento y la acogida de los visitantes para que las personas visitantes puedan sentirse bien atendidas y trasladar las informaciones clave de cada centro o equipamiento.

A la hora de dinamizar de actividades o visitas, los equipos educativos han adaptado la oferta y replanteado las dinámicas de las propuestas para ajustarlas a la nueva situación, como también se han cambiado algunos materiales para hacerlos más seguros. Igualmente, en algunos proyectos, los equipos educativos han pasado de tener un papel de facilitadores en el descubrimiento del público a partir de la interacción con los recursos didácticos, a desarrollar un rol de mediadores y siendo las manos de los visitantes para garantizar las condiciones de higiene. Esta nueva situación supone un beneficio para nuestros equipos educativos, especialmente en museos de ciencia como el CosmoCaixa donde se aprovecha la presencia de los educadores especializados en las salas para divulgar conocimientos científicos con una mediación personalizada y donde los visitantes pueden profundizar en los contenidos de la sala.

CAMPAÑAS DE SENSIBILIZACIÓN

El equipo Anthesis Lavola que diseña y gestiona campañas, siempre ha apostado por la sensibilización generando situaciones de complicidad con la ciudadanía que faciliten la comunicación y transmisión de los mensajes clave de cada campaña. Las personas informadoras que trabajan a pie de calle afrontan, por la tesitura de su trabajo, el reto de interactuar con la ciudadanía procurando captar su interés y complicidad; con la nueva normalidad se añade la dificultad de dirigirse a ellas procurando no violentarse las debido a las medidas de distanciamiento físico recomendadas. Para facilitar estas situaciones, en la reanudación de la campaña residuos y cambio climático del Ayuntamiento de Barcelona, ​​por ejemplo, se han reubicado los puntos de información escogiendo calles y plazas amplias para garantizar el distanciamiento físico, además de facilitar a todas las personas informadoras equipos de protección individuales. En esta reanudación, también se han tenido en cuenta otros aspectos relacionados con el discurso y el argumentario, ampliando los contenidos que relacionan el cambio climático con la pandemia y los nuevos residuos que se generan a raíz del Covid (mascarillas, guantes, etc.). Asimismo, el diseño de la campaña preveía la realización de dos acciones de gran impacto y repercusión en la ciudad, las cuales se están conceptualizando de nuevo para combinar la parte presencial y la digital.

Igualmente, para evitar la distribución de elementos físicos de difusión tanto por el riesgo de contagio como por la generación de nuevos residuos, se pone en práctica el sistema innovador ZeroFlyers. Consiste en la transmisión de contenidos directamente al móvil del usuario con la tecnología NFC. Es un sistema diseñado para Anthesis Lavola que ya se ha utilizado en otras campañas y que ha surgido de la reflexión que las campañas de comunicación sobre sostenibilidad deben ser sostenibles en sí mismas y servir de ejemplo, es decir, deben tender el Residuo Cero.

PROGRAMAS EDUCATIVOS

Los programas educativos dirigidos a niños y jóvenes están retomando las actividades presenciales están retomando las actividades presenciales al aire libre. Se dirigen a niños y jóvenes de grupos de entidades de ocio y centros, con ratios reducidas y aplicando medidas de seguridad y de higiene. Desde el cierre de los centros educativos los programas que gestionamos han llevado a cabo una transformación a través de los canales digitales y las plataformas online para poder seguir ofreciendo recursos educativos a los centros y sesiones dinamizadas online que inviten a descubrir espacios físicos con estrategias de participación telemáticas. Los programas de educación ambiental ‘Com funciona Barcelona?’ y ‘Compartim un futur’ del Ayuntamiento de Barcelona y del Área Metropolitana de Barcelona respectivamente, son un ejemplo de la renovación de la oferta de actividades. A pesar de la realización de visitas presenciales durante el verano, aunque se han solicitados actividades dinamizadas en línea por parte de grupos de ocio. Y es que la logística de la organización de los grupos de niños en cuanto al cumplimiento de las ratios de seguridad y de garantizar la trazabilidad, son fuertes acondicionados para la reanudación de la normalidad a la hora de hacer salidas fuera de los centros educativos.

De cara al próximo curso, el equipo de programas educativos de Anthesis Lavola afronta un reto complejo y es que las incertidumbres de cómo será la vuelta a las aulas hace que los programas trabajen con varios escenarios: el de una oferta presencial con la dinamización de los equipos educativos; una programación online complementaria a las actividades de las aulas sin la presencia de los equipos educativos, una oferta totalmente telemática o bien, la combinación de ambas para dar una respuesta permeable a las diferentes situaciones que puedan darse.

CONSULTORIA EDUCATIVA

Desde el punto de vista del diseño de actividades educativas, la conceptualización y la producción de materiales y recursos didácticos, el equipo de consultoría educativa de Anthesis Lavola siempre ha apostado por la innovación y las nuevas tendencias en metodologías emergentes. Ahora, más que nunca, hay que anticipar las nuevas necesidades a la hora de concebir proyectos educativos para dar respuesta a escenarios inciertos. Así, en el diseño de actividades nuevas ya estamos trabajando en propuestas en formato online y digital que permitan garantizar el acceso a los usuarios en caso de una nueva situación de confinamiento y que sean un recurso permanente y de futuro para el cliente. En la creación de estos proyectos toma especial importancia la comunicación de los contenidos, y la adaptación de formatos y canales telemáticos a las diferentes tipologías de públicos.

Igualmente, en relación con actividades ya existentes, será necesario anticipar a nuestros clientes la necesidad de transformar o adaptar los recursos, como es el caso de la actualización del recurso digital del ‘Laboratorio del agua‘ llevada a cabo por la Agencia Catalana del Agua (ACA). En esta línea, conviene pensar en la producción de materiales y recursos didácticos digitales a través de plataformas que permitan la interacción y la creación de propuestas innovadoras y generar contenidos educativos pensados ​​para ser consultables en línea. Estos recursos abren los retos de garantizar el acceso de los recursos a la diversidad de colectivos a los que nos dirigimos, teniendo en cuenta aspectos como la «brecha» digital y la accesibilidad.

Respecto a las producciones de materiales físicos, deviene relevante en el proceso de diseño prever la interacción con los materiales de usuarios y educadores para que puedan desinfectarse con facilidad, garantizando el tiempo en la ejecución de la actividad para poderlo hacer con garantías de seguridad.

Para optar a gestionar el servicio de atención al público, visitas y talleres educativos del Espai Far de Vilanova i la Geltrú ideamos una propuesta de actividad que pone en valor las mujeres pescadoras vilanovinas a través del testimonio de la Trinidad Botifoll y Antonia Ruiz. Os contamos los secretos de cómo imaginamos la actividad y de ¡cómo conocimos a una de las protagonistas!

Leer más

El jueves 27 de junio, de 16 a 19 h, se llevará a cabo una nueva convocatoria de los «Desayunos itinerantes» y esta vez el lugar elegido es el Centro de la Playa como equipamiento referente de educación ambiental e información del litoral de Barcelona. Leer más
La Agenda 2030 marcada por la ONU establece diecisiete objetivos que deben cumplirse a escala global para caminar hacia un desarrollo sostenible. Conocidos como los ODS, la cuarta meta está dedicada a la educación de calidad. En este contexto, ¿qué papel juegan las empresas, entidades y organizaciones que se dedican a temáticas ambientales? Leer más
El sábado 23 de marzo se celebra la fiesta de clausura del Aiguart al Convento de San Agustín, al día siguiente de la conmemoración del Día Mundial del Agua. La jornada propone una serie de actividades divulgativas dirigidas a la ciudadanía que giran en torno al agua como bien común. Estamos presentes en la fiesta de la mano de los equipamientos, los programas y los recursos educativos con los que colaboramos. Te contamos cuales son las propuestas en las que participamos.

Leer más

Reunimos a Josep Melero, jefe de Sección de Divulgación y Comunicación de la Gerencia de Servicios de Espacios Naturales de la Diputación de Barcelona, ​​y Pere Pous, Presidente de Lavola, en el Parc Natural del Montseny para disfrutar y conversar sobre lo que nos apasiona; el medio ambiente y la educación ambiental, con motivo del 36º aniversario del programa «Coneguem els nostres parcs».

Leer más

Hemos disfrutado del Día Mundial de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia participando en la iniciativa ‘100tífiques’, que reúne tres pilares fundamentales de nuestra misión educativa: las vocaciones científicas para una transformación cultural y sostenible, los centros de enseñanza como agentes primordiales de la educación, y los jóvenes como protagonistas del aprendizaje y promotores de un mundo más sostenible.

Leer más

El mes de enero hemos presentado tres planes directores diferentes aportando nuestra experiencia desde las soluciones de consultoría educativa y de gestión de centros de educación ambiental. Para ayudar a proyectar las propuestas hemos aplicado la metodología propia Meetfulness y os explicamos los beneficios.

Leer más