Entradas

Durante el mes de noviembre el equipo de educación de Anthesis Lavola conjuntamente con el Ayuntamiento de Barcelona ha llevado a cabo seminarios de formación para capacitar al profesorado de los centros educativos de Barcelona que forman parte del proyecto de adaptación de los centros educativos como a refugios climáticos.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona, ​​con el compromiso de hacer frente al cambio climático y preparar a la ciudad por sus consecuencias, está desplegando el proyecto «Adaptar las escuelas al cambio climático a través del verde, el azul y el gris»; un programa de la Comisión Europea que recibe la financiación del Urban Innovation Action (UIA). En el marco del proyecto se han realizado intervenciones en once escuelas de Barcelona que habían sido identificadas como espacios vulnerables al calor y que ahora se han convertido en refugios climáticos abiertos a toda la ciudadanía, a partir de la implementación de medidas que introducen vegetación, espacios de sombra, puntos de agua y sistemas de ventilación y protecciones solares en los edificios. Estas actuaciones se han llevado a cabo durante el verano de 2020 en los diferentes centros educativos.

El proyecto se inició en 2019 y desde este curso se ha sumado al equipo de educación de Anthesis Lavola para llevar a cabo el acompañamiento participativo y pedagógico. Una parte de nuestra tarea consiste en la realización de dos seminarios de formación en línea para capacitar a los docentes de los once centros educativos implicados en el proyecto. Cada seminario se compone de diferentes sesiones y durante el mes de noviembre se han desarrollado las correspondientes a uno de los dos seminarios.

La primera de las sesiones se planteó como una puesta en común del estado en el que se encuentra el proyecto y contó con la participación del meteorólogo Tomàs Molina para divulgar y actualizar conocimientos sobre el cambio climático. En la segunda sesión se trabajó como los docentes pueden hacer un aprovechamiento pedagógico de las actuaciones realizadas en los centros educativos para enriquecer el aprendizaje del alumnado. La tercera de las sesiones aportó recursos para que los centros educativos se apropien del proyecto y puedan comunicar interna y externamente como se está desarrollando. En este caso se contó con el especialista en comunicación de la sostenibilidad, Susanna Méndez.

En paralelo se están programando y diseñando sesiones participativas con cada uno de los once centros educativos para recoger las valoraciones y propuestas sobre las intervenciones realizadas en las escuelas. Las sesiones se ofrecen tanto de manera virtual como presencial. Para diseñarlas, el equipo de educación hemos aportado la experiencia en dinamización de procesos participativos y en capacitación de diferentes públicos basada, en gran parte, en la metodología propia Meetfulness, así como las herramientas y recursos de plataformas de trabajo col elaborados en línea para motivar la interacción.

Además de estas acciones, el proyecto también contempla el diseño y la elaboración de los contenidos para una maleta pedagógica con material didáctico y su producción, para acompañar a las escuelas en la adaptación al cambio climático, la realización de talleres a medida por los centros educativos implicados que lo soliciten y el diseño, redacción y producción de una guía pedagógica sobre el cambio climático.

El proyecto está impulsado por el área de Ecología Urbana del Ayuntamiento de Barcelona, ​​juntamente con el Consorcio de Educación de Barcelona, ​​Barcelona Ciclo del Agua, SA (BCASA), la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), ICTA-UAB, el Instituto de Salud Global de Barcelona y la escuela Vila Olímpica. Para el equipo de educación de Anthesis Lavola la participación en este proyecto responde a nuestra voluntad educativa de aportar una transformación real hacia la cultura de la sostenibilidad y el empoderamiento de la ciudadanía, en este caso la comunidad educativa y el alumnado, con el fin de conocer, entender y poder hacer frente a los retos del cambio climático.

En Anthesis Lavola llevamos a cabo procesos de participación y de activación social, en los que se fomenta el empoderamiento de las personas para que puedan sentirse corresponsables de una transformación social hacia la sostenibilidad. La situación de pandemia ha hecho que se hayan tenido que encontrar canales y espacios alternativos para seguir dando respuesta a las necesidades de los proyectos y clientes.

Entendemos los procesos participativos como herramientas que sirven para abordar la complejidad, la diversidad y la transversalidad de cualquier proyecto. Todo proceso participativo asegura la obtención de los objetivos de un proyecto de una manera más eficiente, con mayor calidad y mejorando las relaciones de las personas implicadas, apoderándose en relación con el trabajo realizado.

La situación de confinamiento irrumpió en el transcurso de varios proyectos que incluían, ya sea en su objetivo final como en el proceso para lograrlo, la realización de procesos de participación social. Para sacar adelante los proyectos y seguir al lado de los clientes, Anthesis Lavola ha adaptado y transformado estos procesos a través de canales y recursos digitales.

La experiencia y trayectoria del equipo en aplicar la metodología propia Meetfulness, consistente en un conjunto de habilidades e instrumentos que permiten crear las condiciones para un desarrollo satisfactorio de procesos grupales presenciales, ha hecho posible esta rápida e innovadora transformación. El reto ha consistido en identificar las técnicas creativas usadas presencialmente que pueden realizarse a través de las pantallas, adaptar metodológicamente las fases de las sesiones Meetfulness y encontrar los recursos digitales que hicieran posible llevarlas a cabo. Siempre, manteniendo como objetivo que los participantes realicen sus aportaciones, se estimule la relación entre los miembros de los grupos y se favorezca la generación de nuevos comportamientos e ideas.

En los nuevos procesos participativos en línea, el papel de la persona dinamizadora sigue siendo clave y mantiene rasgos en común con las sesiones presenciales, velando porque la sesión fluya, para que los participantes se sientan con libertad para expresar ideas y se estimule su creatividad para alcanzar el resultado deseado de cada proceso.

En la puesta en funcionamiento de estos nuevos procesos, ha sido imprescindible poder contar con el equipo TIC de Anthesis Lavola, los cuales han permitido acelerar esta adaptación y garantizar el buen funcionamiento de las sesiones. Igualmente, el rol de la secretaría técnica o back office de la empresa ha podido garantizar la buena gestión del envío de las convocatorias, el seguimiento de la asistencia y el apoyo en el desarrollo de las sesiones, haciendo el papel de moderación y velando por la fluidez del proceso, liberando así la persona dinamizadora de aspectos más operativos.

A continuación compartimos algunos casos de éxito de adaptación y transformación de procesos de participación presencial a canales digitales:

El Consejo de niños y niñas de Castelldefels consiste en un órgano dedicado a la participación activa de los niños y niñas de entre 10 y 12 años para recoger opiniones y propuestas para contribuir a mejorar su ciudad. La colaboración de Anthesis Lavola en el proyecto, entre otras acciones para su buen desarrollo, ha consistido en la preparación y dinamización de siete encuentros dinamizadas por una persona educadora. Durante las sesiones, los participantes pueden reflexionar, expresar, debatir y tomar decisiones que deberán elevar al Pleno Municipal en forma de propuestas. Las sesiones han tenido lugar a lo largo del curso 2019-2020. Las primeras se hicieron de manera presencial, pero a raíz de la situación de confinamiento, las sesiones restantes se adaptaron y reformular para poder realizar de manera telemática, garantizando que todos los miembros del Consejo pudieran conectarse desde sus casas. La adaptación ha supuesto reducir el tiempo de duración de las sesiones, previsto de 2 horas, a la mitad con el fin de ajustarse a la tesitura del formato online y en las necesidades de los niños. A cambio, se han programado más sesiones, un total de cinco, a través de canales digitales.

Para la dinamización de la Mesa de emergencia climática de Sant Cugat del Vallès el equipo de Anthesis Lavola ha llevado a cabo un proceso participativo en canales digitales con la realización de cinco sesiones productivas donde se recogen y se consensuan propuestas por parte de la ciudadanía para incorporarlas al Plan de Emergencia Climática que la ciudad está elaborando.

La primera de las sesiones se realizó presencialmente pero las restantes ya se vieron condicionadas por la pandemia. Este hecho, por un lado, supuso un aumento de los participantes ya que resultaba más sencillo para ellos poderse conectar telemáticamente que tener que desplazarse expresamente. Por otra parte, para dinamizar la sesión y formular propuestas de acciones, la persona dinamizadora hizo uso de la herramienta Padlet y los participantes hacían «me gusta» o likes a las diferentes propuestas, comentando en plenario las más votadas. La riqueza del proceso ha sido el hecho de poner en valor todas las expresiones particulares y facilitar que el conjunto de los participantes se sienta escuchados y representados. Además, los participantes recibían un vídeo resumen de la temática a tratar en cada sesión y se les facilitaba un formulario previo al encuentro que servía para contextualizar e introducir los ámbitos de discusión de la sesión.

El Ayuntamiento de Manresa impulsa un debate ciudadano sobre el documento ‘El reto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Manresa’, y desde Anthesis Lavola se diseña un proceso participativo dirigido a las personas de entre 10 y 75 años orientado a debatir y consensuar los argumentos que plantea el documento. Para implicar a la ciudadanía en la implementación de los ODS en la ciudad, en un primer momento se planteó la creación y dinamización de un taller presencial que permitía el conocimiento sobre los ODS y, posteriormente, generaba un debate tanto en los centros educativos como la ciudadanía organizada. Esta propuesta original se ha reformulado con la elaboración de un recurso digital autoguiado alojado en la página web del Ayuntamiento, en que las personas pueden conocer la situación de cada ODS en Manresa (a través de un vídeo), priorizar sus retos de futuro (con un formulario), y hacer aportaciones a través de una pizarra online colaborativa (con la herramienta Padlet, utilizada también en la Tabla de emergencia climática de Sant Cugat). Este recurso digital se acompañará con encuentros digitales dirigidas al profesorado ya las personas responsables de las entidades y asociaciones del municipio, para explicar el material y resolver posibles dudas sobre su funcionamiento.

Para conocer más sobre los procesos participativos en línia, podéis mirar el webinar que Anthesis Lavola realizó sobre el tema: aquí.