Las medidas sanitarias aplicadas a raíz del COVID-19 nos obligan a mantener un distanciamiento físico entre las personas pero, en cambio, socialmente necesitamos sentirnos más cerca que nunca. Ha sido necesario buscar nuevas fórmulas de acercamiento social para mantenernos unidos y, las campañas de sensibilización son un claro ejemplo de la importancia de la proximidad entre personas para lograr los objetivos deseados.

La esencia de en las campañas de sensibilización ambiental es la relación que se establece con la ciudadanía para comunicar el mensaje. La mayoría de estas acciones se realizan a pie de calle, interpelando directamente a la ciudadanía, aplicando estrategias y herramientas de la comunicación no verbal para generar empatía y conseguir la complicidad de los interlocutores para sensibilizarles sobre una determinada temática.

¿Es posible generar proximidad social en el nuevo contexto de distanciamiento físico? La campaña ‘Acierta con la orgánica’ del Ayuntamiento de Madrid se ha transformado y adaptado a las nuevas circunstancias para seguir con sus objetivos esenciales: la sensibilización e información sobre la recogida de este tipo de residuos. El equipo de Anthesis Lavola que gestiona el proyecto juntamente con el equipo responsable del Ayuntamiento de Madrid, han reaccionado con creatividad y eficiencia, adaptando los objetivos de la campaña a nuevos canales y creando nuevos recursos educativos y divulgativos.

Nueva estrategia en redes sociales

La campaña ya disponía de un perfil de Twitter y, para adaptarse a las nuevas circunstancias se han creado tres perfiles más en Instagram, Facebook y un canal de YouTube. Estos canales son herramientas fundamentales para mantener y fortalecer el contacto con los públicos a los que se dirige la campaña ya que, a través de ellos se abren espacios de interacción y debate y se ofrecen contenidos informativos.

Se ha diseñado una nueva estrategia en redes sociales consistente, por un lado, en el aumento de la frecuencia de publicaciones tanto en redes sociales como en el blog de la campaña, y en publicaciones municipales (Diario de Madrid). Por otro lado, se han elaborado y producido de contenidos específicos para cada uno de los canales, ofreciendo además una programación periódica de encuentros online. Des del inicio del confinamiento se han programado chats en directo por Instagram y Twitter, convocado citas virtuales semanales en las redes para responder preguntas en directo a los seguidores y seguidoras (martes de 17 h a 18 h, a través de Twitter y de 18 h a 19 h, a través de Instagram).

Ampliación del entorno web

La campaña ha elaborado un Google site como repositorio de actividades y propuestas educativas. Se ha organizado según los diferentes tipos de públicos (alumnado de infantil, primaria y secundaria y ciudadanía en general), para que los docentes puedan compartirlos con el alumnado o bien para que la ciudadanía pueda consultarlos. Entre los contenidos que pueden encontrarse en este entorno virtual hay guías de separación de residuos, materiales imprimibles, video-talleres, vídeos animados, juegos interactivos, pasatiempos, manualidades, etc. Tambien se puede realizar una visita virtual a la exposición «Cambiemos la mirada sobre los residuos», una propuesta basada en la exposición itinerante de la campaña para conocer más de cerca qué papel tenemos los ciudadanos en la producción de residuos y su gestión.

Además, a petición del cliente, se ha creado una nueva sección en la web corporativa para recopilar todas las recomendaciones relacionadas con los residuos.

Formación y recursos educativos online

Uno de los ejes fundamentales de la campaña es el programa educativo. Con los centros educativos cerrados se han hallado nuevas maneras de generar contenidos sobre educación ambiental consistente en la producción de video-talleres o videos animados. El equipo de educadores y de informadores ambientales de la campaña exponen conocimientos relevantes a la vez que hacen demostraciones prácticas para revelar informaciones, por ejemplo generan contenido sobre la economía circular o la energía orgánica.

Estas producciones se publican en el canal de YouTube y en la web de recursos educativos, y están a disposición de los docentes y de la ciudadanía en general.

Además, desde esta semana la campaña amplía su alcance transformado el programa educativo presencial en uno programa a distancia, ofreciendo actividades de aula por videoconferencia, teatro a distancia y taller de compostaje online.

Igualmente, des del inicio del confinamiento como herramienta de formación a distancia se han programado webinars informativos semanales (jueves de 18 h a 19 h).

Información y atención telefónica

En paralelo a las acciones digitales, la campaña se sigue con la tarea de sensibilización e información mediante llamadas informativas y de evaluación del sistema de recogida de residuos a la ciudadanía. Se han realizado acciones telefónicas a los aliados de los distritos participantes de la campaña y también se han realizado encuestas por teléfono sobre el servicio de recogida del residuo orgánico.

La adaptación y transformación de la campaña es un caso de éxito que, por un lado, pone en valor la importancia de establecer relaciones de confianza con los nuestros clientes para que, juntamente con los equipos de Anthesis Lavola, se puedan alcanzar los objeticos de los proyectos. Y, por otro lado, pone en relieve la capacidad de innovación y la versatilidad del equipo de campañas demostrando un compromiso con la labor de sensibilización ambiental.