¿Porqué apostar por la educación para la sostenibilidad?

La Agenda 2030 marcada por la ONU establece diecisiete objetivos que deben cumplirse a escala global para caminar hacia un desarrollo sostenible. Conocidos como los ODS, la cuarta meta está dedicada a la educación de calidad. En este contexto, ¿qué papel juegan las empresas, entidades y organizaciones que se dedican a temáticas ambientales?

Las organizaciones del sector privado, las administraciones públicas y las entidades sociales, son unos agentes educadores fundamentales en la transmisión y la consecución de los ODS. En el contexto actual en que el cambio climático amenaza el equilibrio del planeta y las especies que habitamos en él, la educación ambiental debe ser entendida como un bien común y todos los actores presentes en la sociedad deben tener un papel activo y comprometido para extender la cultura de la sostenibilidad entre la ciudadanía.

Si bien tradicionalmente la promoción de la educación ambiental se ha impulsado desde el sector público, las empresas y organizaciones del sector privado también juegan un papel fundamental. Desde la perspectiva de la responsabilidad social compartida (RSC), que tiene en cuenta los impactos que genera la actividad empresarial sobre el entorno inmediato de la organización, pero también sobre el medio ambiente y la sociedad en general, incorporar la educación en el plan estratégico de la empresa es un punto de partida desde donde empezar a trabajar.

Son muchas las empresas que ya invierten en educación ambiental. Tanto las que están orientadas al negocio de la ciencia y la tecnología como las que no, han alineado su misión y valores a los Objetivos para el Desarrollo Sostenible y, en concreto, a la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS). Y es que la educación está presente en todos los ODS, como se explica en este artículo y, por esta razón, es un foco de inversión esencial para mejorar la relación que tenemos con el planeta. De echo, el informe de WorldWatch Institute habla precisamente de la necesidad de la educación ambiental para salvar el planeta.

El retorno de la inversión es muy positivo para las organizaciones: la marca se asocia a la educación, un bien común reconocido y avalado por el conjunto de la sociedad, y se muestra comprometida con la resiliencia urbana frente retos globales como el consumo responsable, el justo abastecimiento de recursos y de energía, la lucha contra el cambio climático, etc.

Como afirma Marta Lacruz, directora de Desarrollo de Lavola y responsable de Educación, en una entrevista reciente, «la educación es la mejor inversión que se puede hacer para revertir hábitos y tener un impacto a largo plazo«.

Para una organización privada, invertir en proyectos que fomenten la educación para la sostenibilidad entre la ciudadanía en general y, más concretamente entre niños y jóvenes, contribuye a garantizar consumidores sensibilizados y prescriptores del buen saber hacer de la empresa o de la marca en materia de sostenibilidad. Además, se promueven vocaciones científicas y tecnológicas entre los jóvenes, especialmente entre las niñas y las adolescentes.

Son varias las organizaciones del sector privado han confiado en Lavola para desarrollar, diseñar o dinamizar programas o acciones educativas para contribuir a conseguir los ODS.

  • El programa educativo Fungastic de la Fundación Naturgy

Se ideó conjuntamente el programa educativo Fungastic y se diseñaron y produjeron los materiales para las dos actividades educativas que se ofrecen. Actualmente Lavola gestiona la itineraria del programa en los centros de España.

  • El taller ‘Tinkering con energía «de la Fundación Repsol

Se desarrolló de la mano de la Fundación Repsol de un taller para que la juventud aprenda sobre ciencia, tecnología y energía, y reflexione sobre los retos del futuro. Lavola conceptualizó el taller, produjo los materiales y formó al equipo que el llevar a cabo.

  • La Factoría del agua de la Fundación Agbar

Se creó junto con el Museo Agbar La Factoría del agua, Un espacio educativo del Museo basado en la metodología Tinkering para trabajar de forma global los diferentes conceptos sobre el agua, explorando a partir delos sistemas de transporte del agua para su posterior distribución. La dinamización del espacio así como de las actividades del programa educativo del Museo la gestiona Lavola.

  • Programa de visitas a la Ecogranja de investigación Salgot

Se prestan servicios para la difusión del programa de visitas que permite conocer de cerca el proceso de cría de los cerdos, la línea de productos ecológicos y los innovadores, y se gestiona la secretaría técnica y el backoffice.