La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Coincidiendo con la efeméride invitamos a reflexionar sobre la inclusión y la visualización de las niñas, las chicas y las mujeres en proyectos científicos y tecnológicos en los que colaboramos.

La contribución que la ciencia y la tecnología han tenido en el progreso económico y en el avance social y ambiental del planeta es incuestionable y, en los últimos años, se ha puesto aún más de manifiesto su importancia por cómo se potencian las disciplinas STEM (el acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) en el ámbito educativo.

El aprendizaje de las STEM propicia la alfabetización científica de la ciudadanía en un mundo cada vez más complejo de comprender y, al mismo tiempo, contribuye a la adquisición de competencias y habilidades aplicables en diferentes ámbitos del sector de la investigación científica y el desarrollo tecnológico. Es coherente pues, que se quieran fomentar las vocaciones científicas para atraer y reclutar a jóvenes para aumentar tanto el número como la diversidad de personas profesionales formadas y activas en el ámbito científico y tecnológico. Sin embargo, la poca participación de las mujeres en estos estudios sigue siendo preocupante; sigue vigente un discurso construido y normalizado que perpetua la discriminación de género entre las niñas y las jóvenes que potencialmente pueden manifestar interés en carreras STEM y también entre las profesionales que ya trabajan en estos sectores.

Las vocaciones suelen manifestarse antes de los catorce años, un momento en que las chicas ya han desarrollado una identidad clara de género, por esto es fundamental reforzar tanto en las aulas, a través del currículo escolar, como fuera de ellas, por medio de actividades y programas educativos; mensajes, informaciones y lenguajes que contrarresten estereotipos de género e ideas preconcebidas, y que alienten y permitan a las niñas y las adolescentes a desarrollar sus vocaciones.

Desde Anthesis Lavola, como profesionales comprometidos con la Educación para el Desarrollo Sostenible, consideramos imprescindible trabajar la perspectiva de género y la visualización del papel de la mujer en la ciencia y la tecnología, aportando referentes femeninos y miradas que ayuden a construir un imaginario social y cultural más inclusivo.

Explicamos algunos proyectos que ponen el foco en la equidad y la inclusión del género femenino en los que Anthesis Lavola colabora:

  • El programa “Somos investigadoras” del Barcelona SuperComputing Center

El BSC-CNS, el centro nacional de supercomputación en España y gestor del MareNostrum, impulsó el programa «Somos investigadoras» con la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona con el fin de aumentar el interés por las materias STEM y despertar vocaciones científicas entre las niñas. Las actividades se dirigen al alumnado de ciclo medio y superior de educación primaria, etapa en la que se considera que comienzan a formarse mayoritariamente las vocaciones, para dar una visión más equitativa, ofreciendo referentes femeninos en el campo científico y tecnológico para minimizar la brecha existente en las vocaciones científicas. Desde el curso 2019-20 Anthesis Lavola encarga del servicio de promoción, organización y realización de visitas del programa, realizando la captación de público escolar y la gestión de las inscripciones, y coordinando el equipo educativo formado exclusivamente por chicas científicas, en coherencia con la filosofía del proyecto.

  • El programa de fomento de las vocaciones cientifico-tecnológicas del Parque Tecnológico de Barcelona 

El Parque Tecnológico, juntamente con el Consorcio de Educación de Barcelona ha trabajado en el diseño del programa de fomento de las vocaciones científico-tecnológicas para los alumnos del último ciclo de enseñanza primaria así como de enseñanza secundaria del Distrito de Nou Barris. El programa tiene como objetivo que los alumnos conozcan la misión y los espacios del Parque Tecnológico, sus empresas y proyectos, así como las salidas profesionales de los estudios científico-técnicos, desde diferentes ópticas: perspectiva de género, medio ambiente y futuro profesional. En el marco del programa se plantean tres actividades, una de las cuales es el Docufórum de Tecnología e Innovación en igualdad en el que se realiza una visita al Parque Tecnológico y se visualizan documentales que evidencian el papel de la mujer en la ciencia a lo largo de la historia, con el objetivo de reflexionar sobre las desigualdades existentes hoy en día y cómo se puede contribuir a cambiarlas en el presente y el futuro. Anthesis Lavola colabora en este proyecto en la organización y la ejecución del programa así como en el diseño, dinamización, seguimiento y evaluación de las actividades con los centros educativos participantes.

  • ​Las actividades de divulgación científica de la Secretaría de Universidades e Investigación de la Generalitat de Cataluña

La Secretaría de Universidades e Investigación (SUR) de Cataluña apuesta por el fomento de las STEM y de las vocaciones científicas entre niños y ofrece a la ciudadanía una colección de cuentos de narrativa infantil que tienen la investigación como elemento principal de su trama. Se trabaja desde una perspectiva de equidad, fomentando la inclusión de los géneros para que todo el alumnado pueda sentirse interpelado y motivado por los estudios científicos y tecnológicos. La colección de cuentos se ofrece a todos los centros de primaria, bibliotecas públicas y aulas hospitalarias de Cataluña. Además, existe la posibilidad de realizar sesiones presenciales para alumnado de 4º y 5º de primaria para las temáticas de: nanorecerca, fotónica, lingüística, arqueología, astronomía y tecnología de los alimentos. En las actividades presenciales los representantes de los protagonistas de los cuentos (Laura y Juan) visitan las escuelas, cuentan sus historias y hacen partícipes a los niños para que experimenten en vez la temática que narra el cuento. Anthesis Lavola lleva a cabo la realización y gestión de las actividades de divulgación científica en los centros educativos que lo solicitan desde el curso 2017.